A Xunta de Galicia aproba un falso Plan de Emerxencia para Reganosa

Un anormal, terceiromundista e falso Plan de Emerxencia Exterior para Reganosa revela que a Xunta de Galicia debe cambiar seu rumbo e abortar os “plans enerxéticos herdados”.

 

(En español, más abajo)

O Comité Cidadán acordou valorar como negativo e irregular que o Consello da Xunta de Galicia aprobe indebidamente o pasado xoves un falso Plan de Urxencia Exterior para Reganosa (PEE), para o que segundo o articulo 11.5.a de o Real Decreto 1254/99 a Xunta tería tres anos de prazo despois do inicio da explotación que Reganosa non ten autorizado.

O Consello da Xunta de Galicia por motivos inexplicables adiantouse e aprobou devandito PEE, de forma terceiromundista para favorecer a un grupo privado, enganando á cidadanía porque non serve para evitar os riscos de catástrofe e de miles de victimas que dita instalación perigosa pode provocar na poboación da Ría de Ferrol. Por outra banda, ao non ter Reganosa autorización definitiva de explotación, é anormal e irregular que a Xunta adiántese para aprobar un Plan de Emerxencia Exterior no canto de esperar a que a administración central competente decida sobre a autorización definitiva que Reganosa ten obrigación de solicitar.

 

Tamén é unha anormalidad terceiromundista a falsidade informativa difundida de que tal Plan de Emerxencia Exterior fose un trámite necesario antes da autorización definitiva de funcionamento, cando é ao revés, trátase dun tramite posterior para o que existen tres anos de prazo e a súa aprobación non será necesaria no caso de que a Reganosa sexalle denegada devandita autorización.

A Xunta de Galicia dá a impresión que perdeu os papeis e que está presionando á Administración Central para que sexa aprobada o acta de explotación ou de entrada en funcionamento definitivo, trámite que compete a un organismo periférico do Ministerio de Industria, chamado “Área de Industria da Coruña” con sede nesta cidade. Esa presión ten como finalidade saltar á toureira os condicionados da autorización de construción que a Reganosa sonlle imposibles de resolver, como o artigo 12 sobre distancia suficiente ata as poboacións (competencia da Dirección Xeral de Urbanismo da Xunta) e a saída ao mar dos buques gaseros cargados de GNL en caso de emerxencia durante a descarga, que compete á Autoridade Portuaria de Ferrol.

Antes da autorización de construción a Reganosa de 13/2/2004, talles condicionados tiñan que ser verificados e resoltos en Madrid pola Dirección de Política Enerxética e Minas, integrada no Ministerio de Industria. Pero esta Direccion Xeral indebidamente “pasou a pelota” ao “Área de Industria e Enerxía da Coruña”, organismo periférico de menos infraestrutura e atribucións, o cal denunciouse ao Ministro Joan Clos na súa visita a Ferrol o pasado 11 de xullo, por ser dito organismo a antiga Delegación Provincial do Ministerio de Industria.

Por outra banda no Tribunal Superior de Xustiza de Madrid o 22 de xuño pasado solicitamos a paralización cautelar do acta de 4 de maio para probas de Reganosa e en ultímalas semanas presentamos alegacións acreditativas de que dito Tribunal pode paralizar a actividade de Reganosa sen causar prexuízo económico aos seus socios, nin a Galicia, nin ao sistema gasista nacional.

Iso axuda a explicar a perda de papeis no Consello da Xunta de Galicia na que é lamentable que un bipartito do BNG e PSOE caia nun sospeitoso e parcial consenso co PPdeG no seu apoio irracional a Reganosa, traballando para un grupo privado nacido no ano 1997 na orbita do poder económico de PP cando devandito partido gobernaba en Madrid e en Galicia.

O Presidente Emilio Pérez Touriño, o Vicepresidente Anxo Quintana, o Conselleiro de Industria Fernando Branco e o seu Delegado Provincial na Coruña, etc, con “o caso Reganosa” non están traballando para o interese xeral dos galegos. Hai que dicirlles que deixen de facer o bobo e que non traballen para quen en Galicia queren seguir exercendo o “dereito de pernada”, vulnerando a lexislación vixente e ameazando a vida dá poboación. En resumo, este PEE de Reganosa revela unha incapacidade do bipartito BNG-PSOE, que debe cambiar radicalmente de rumbo e abortar os “plans enerxéticos” con Reganosa herdados do anterior goberno autonómico.

Comité Cidadan de Emerxencia para a Ría de Ferrol

Boletin informativo nº 13 de 21 de xullo de 2007

En español:

Un anormal, tercermundista y falso Plan de Emergencia Exterior para Reganosa revela que la Xunta de Galicia debe cambiar su rumbo y abortar los “planes energéticos heredados”.

El Comité Ciudadano acordó valorar como negativo e irregular la decisión del Consello de la Xunta de Galicia de aprobar indebidamente el pasado jueves un falso Plan de Emergencia Exterior para Reganosa (PEE), para el que según el articulo 11.5.a del Real Decreto 1254/99 la Xunta tendría tres anos de plazo después del inicio de la explotación que Reganosa no tiene autorizado.

El Consello de la Xunta de Galicia por motivos inexplicables se ha adelantado y ha aprobado dicho PEE, de forma tercermundista para favorecer a un grupo privado, engañando a la ciudadanía porque no sirve para evitar los riesgos de catástrofe y de miles de victimas que dicha instalación peligrosa puede provocar en la población de la Ría de Ferrol. Por otra parte, al no tener Reganosa autorización definitiva de explotación, es anormal e irregular que la Xunta se adelante para aprobar un Plan de Emergencia Exterior en vez de esperar a que la administración central competente decida sobre la autorización definitiva que Reganosa tiene obligación de solicitar.

También es una anormalidad tercermundista la falsedad informativa difundida de que tal Plan de Emergencia Exterior fuese un trámite necesario antes de la autorización definitiva de funcionamien­to, cuando es al revés, se trata de un tramite posterior para el que existen tres años de plazo y su aprobación no será necesaria en el caso de que a Reganosa le sea denegada dicha autorización.

La Xunta de Galicia da la impresión que perdió los papeles y que está presionando a la Administración Central para que sea aprobada el acta de explotación o de entrada en funcionamiento definitivo, trámite que compete a un organismo periférico del Ministerio de Industria, llamado “Área de Industria de A Coruña” con sede en esta ciudad. Esa presión tiene como finalidad saltar a la torera los condicionados de la autorización de construcción que a Reganosa le son imposibles de resolver, como el artículo 12 sobre distancia suficiente hasta las poblaciones (competencia de la Dirección Xeral de Urbanismo de la Xunta) y la salida al mar de los buques gaseros cargados de GNL en caso de emergencia durante la descarga, que compete a la Autoridad Portuaria de Ferrol.

Antes de la autorización de construcción a Reganosa de 13/2/2004, tales condicionados tenían que haber sido verificados y resueltos en Madrid por la Dirección de Política Energética y Minas, integrada en el Ministerio de Industria. Pero esta Direccion General indebidamente “pasó la pelota” al “Área de Industria y Energía de A Coruña”, organismo periférico de menos infraestructura y atribuciones, lo cual se ha denunciado al Ministro Joan Clos en su visita a Ferrol el pasado 11 de julio, por ser dicho organismo la antigua Delegación Provincial del Ministerio de Industria.

Por otra parte en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid el 22 de junio pasado hemos solicitado la paralización cautelar del acta de 4 de mayo para pruebas de Reganosa y en las ultimas semanas hemos presentado alegaciones acreditativas de que dicho Tribunal puede paralizar la actividad de Reganosa sin causar perjuicio económico a sus socios, ni a Galicia, ni al sistema gasista nacional.

Eso ayuda a explicar la pérdida de papeles en el Consello de la Xunta de Galicia, en la que el primer bipartito del BNG y PSOE es lamentable que caiga en un sospechoso y parcial consenso con el PPdeG en su apoyo irracional a Reganosa, trabajando para un grupo privado nacido en el año 1997 en la orbita del poder económico de PP cuando dicho partido gobernaba en Madrid y en Galicia.

El Presidente Emilio Pérez Touriño, el Vicepresidente Anxo Quintana, el Conselleiro de Industria Fernando Blanco y su Delegado Provincial en A Coruña, etc, con “el caso Reganosa” no están trabajando para el interés general de los gallegos. Hay que decirles que dejen de hacer el tonto y que no trabajen para quienes en Galicia quieren seguir ejerciendo el “derecho de pernada”, vulnerando la legislación vigente y amenazando la vida da población. En resumen, este PEE de Reganosa revela una incapacidad del bipartito BNG-PSOE, que debe cambiar radicalmente de rumbo, abortando los “planes energéticos” con Reganosa heredados del anterior gobierno autonómico.

Comité Cidadan de Emerxencia para a Ría de Ferrol

Boletin informativo nº 13 de 21 de julio de 2007

Advertisements
Explore posts in the same categories: Boletíns - Manifestos

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s


%d bloggers like this: